Cien años haciendo sidra

Cien años haciendo sidra...

Lagar fundado en 1906, su creación tiene origen en una antigua y entrañable anécdota. A principios del pasado siglo D. Robustiano Riestra cortó un gran árbol, probablemente un eucalipto y con dos carros del país, uno del derechas y otro del revés lo transportó hasta su casa en Santa Olaya de Baldornón (Gijón), donde construyó un lagar de viga. Don Robustiano ya comercializaba su sidra bajo la marca de RIESTRA e incluso llego a poseer un almacén en el conocido barrio del Llano en Gijón, allá a principios del siglo pasado. Años más tarde el lagar pasa a manos de su hija Dña. Etelvina Riestra que al casarse con D. Ricardo Riestra Hortal traslada este en el año 1929 hasta el vecino concejo de Sariego, donde comienza una nueva etapa en la fabricación de nuestro caldo.

El trabajo en esa época era arduo, laborioso y muy sacrificado, ya que no se disponían de los medios tecnológicos de nuestros días. En el año 1947 tiene lugar una modernización importante en el contexto de su época, con la construcción de una nueva bodega, dando un claro salto cuantitativo a su capacidad productiva y teniendo ya un marcado acento comercial. En el año 1985 la dirección de la empresa pasa a manos de su hijo Guzmán Riestra Riestra, que a su vez ha cedido el testigo a sus hijos Rubén y Raúl Riestra, continuando estos con la labor emprendida por su bisabuelo, lo que hace de esta saga familiar una de las de más solera de su gremio.

El año 2012 marca otro paso más en la trayectoria de esta marca. La elaboración de nuestra primera sidra espumosa, sidra Guzmán Riestra. Sidra elaborada siguiendo el método champenoise, con segunda fermentación en botella. Y que ha sido acogida por la crítica y por el público en general con rotundo éxito.

Cien Años

Desde aquellos lejanos comienzos artesanales, a principios del siglo XX, hasta la moderna bodega de nuestros días, el trabajo ha sido duro y sacrificado...